Vestigios de un atentado terrorista

Reportaje fotográfico sobre los ataques de París

Miro por la ventana del avión y, destacada en la oscuridad, puedo saber por qué la llaman la ciudad de la luz. Sin embargo, este último año, unos actos consiguieron que se llegase a apagar, tanto de manera metafórica como literal. La capital francesa fue protagonista de los numerosos atentados yihadistas que se llevaron por delante a 129 civiles. Es por eso por lo que, estando en la capital gala, con Canon 600D y bolígrafo en mano, me recorro los lugares de los asaltos. Una de las cosas que aprendo en este viaje es que, como diría Paul Auster, los acontecimientos riman, y es que el día en el que visito los lugares de los atentados de París, un 22 de marzo, con desafortunada casualidad, tienen lugar los atentados de Bruselas.

4 (2)

Bataclan

 

Subiéndome al metro me entero de que acaba de haber una explosión en una estación de Bruselas. Yago, menudo día para hacer este reportaje. La gente cambia de cara tras mirar sus teléfonos. Se nota la tensión y el miedo. Puedo escuchar un frío y oscuro silencio. Camino por el largo Boulevard Richard-Lenoir. Como si de una caja fuerte se tratase, me encuentro a un vallado Bataclan. Unas placas verdosas tapian la entrada de este café parisino. Tras acercar mi cara a las juntas de estas puedo observar los sacos de serrín en el suelo, la puerta principal abierta, el caos dentro, y los dañados cristales agujereados por las balas. Parece como si para esta sala se hubiese parado el tiempo. Nada había cambiado desde el día de los atentados que habían acabado, sin piedad y tras el grito de «Al·lahu-àkbar», con la vida de 90 personas . Rodeo el edificio para seguir sacando fotografías y veo aquella ventana, de la cual una noche había una mujer embarazada colgada. Una imagen que a todos nos quedará grabada para siempre. Y también esa salida de emergencia, por la cual lo más afortunados pudieron escapar de esa carnicería, ya fuera por sus propias piernas o siendo arrastrados por otras personas. El estómago se me revuelve. Recuerdo todas las imágenes que había visto en la televisión aquel viernes 13. Antes de irme, me doy la vuelta y miro hacia atrás. Es curioso, porque aquellos colores tan vivos que recubren la sala de fiestas, para mí, estuvieron más apagados que nunca. Sigue leyendo

Anuncios

Vivimos en la era de la inspiración

“No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo. La gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos.”

Estas palabras, pronunciadas por Will Smith en la película “En busca de la felicidad”, han quedado en la memoria de muchos. Sin ninguna duda una de los discursos motivacionales más importantes en la historia del cine junto a los de Rocky, Un domingo cualquiera, 300, Braveheart o Gladiator. Esos discursos tienen algo. Algo que nos llama. Pero, ¿Por qué sucede eso? Solemos observar el comportamiento de las personas que nos rodean y siempre nos preguntamos las razones por las cuales actúan de esa manera y no de otra, o incluso por qué dos personas distintas con los mismos propósitos se ven motivados por distintas razones. Esto ocurre porque tenemos objetivos y, unos más que otros, nos motivacion-1motivamos. La palabra motivación viene del latín motivus, que significa “causa del movimiento”.

Los estudiosos definen la motivación como: “El factor interno que incita una acción”. Sin embargo, yo diría que la motivación es el motor que mueve el mundo. Sigue leyendo