EA Guingamp: cuando los más humildes también pueden hacer fútbol

La increíble historia de un pueblo de 7000 habitantes que va quinto en la liga francesa

guingamp1
En un fútbol con marcadas diferencias entre los poderosos y los más modestos, algunos equipos pequeños se las han ingeniado jugando a un buen fútbol para sobresalir sorteando todo tipo de obstáculos y llegar a lo más alto. Uno de estos ejemplos es el equipo francés En Avant de Guingamp.

Sigue leyendo

Viajar es vivir

Viajar es vivir, y por eso este verano Léopoldine Dognon y yo hemos vivido en Polonia, Francia, Portugal, y España.

Todo empezó en el país galo, donde pasamos tres semanas de junio en París, que esta vez tenía un ambiente diferente debido a la Eurocopa, y otra recorriendo la Bretaña Francesa, donde en dos semanas  viviré debido a la beca Erasmus. De este mes destacar las inundaciones que sufrió la capital, los partidos vistos desde la Fan Zone situada frente a la Torre Eiffel, y los paseos por el Sena, Notre Dame, o los Campos Elíseos. Desde la ville lumière marchamos a Wroclaw, una pequeña ciudad polaca en la que pasamos varios días. Allí probamos diferentes platos locales, observamos los vivos colores de los edificios, y experimentamos la sensación de que, a pesar de conocer cuatro idiomas entre los dos, nadie nos entendiese en el supermercado. De vuelta en París tocó probar por primera vez el Blablacar, y lo más curioso de todo es que fue el propio controlador del aeropuerto, Thierry, quien nos acercó hasta casa. El calendario ya marcaba julio, así que fue el turno de volver para España. Aquí fuimos a la playa, más playa, el TEDxGalicia, e incluso nos fuimos de camping a las Islas de Ons, donde por supuesto también había playa. A mediados de mes hicimos una excursión a Portugal, viviendo varios días en la ciudad de Oporto, donde sus cuestas nos sorprendieron, las francesinhas nos interesaron, y sus calles nos enamoraron.

He aquí un resumen de todo eso:

En resumen, viajar es vivir, y por eso este verano hemos vivido en Polonia, Francia, Portugal, y España. O en otras palabras, hemos comido mucho helado en cuatro países diferentes.

Vestigios de un atentado terrorista

Reportaje fotográfico sobre los ataques de París

Miro por la ventana del avión y, destacada en la oscuridad, puedo saber por qué la llaman la ciudad de la luz. Sin embargo, este último año, unos actos consiguieron que se llegase a apagar, tanto de manera metafórica como literal. La capital francesa fue protagonista de los numerosos atentados yihadistas que se llevaron por delante a 129 civiles. Es por eso por lo que, estando en la capital gala, con Canon 600D y bolígrafo en mano, me recorro los lugares de los asaltos. Una de las cosas que aprendo en este viaje es que, como diría Paul Auster, los acontecimientos riman, y es que el día en el que visito los lugares de los atentados de París, un 22 de marzo, con desafortunada casualidad, tienen lugar los atentados de Bruselas.

4 (2)

Bataclan

 

Subiéndome al metro me entero de que acaba de haber una explosión en una estación de Bruselas. Yago, menudo día para hacer este reportaje. La gente cambia de cara tras mirar sus teléfonos. Se nota la tensión y el miedo. Puedo escuchar un frío y oscuro silencio. Camino por el largo Boulevard Richard-Lenoir. Como si de una caja fuerte se tratase, me encuentro a un vallado Bataclan. Unas placas verdosas tapian la entrada de este café parisino. Tras acercar mi cara a las juntas de estas puedo observar los sacos de serrín en el suelo, la puerta principal abierta, el caos dentro, y los dañados cristales agujereados por las balas. Parece como si para esta sala se hubiese parado el tiempo. Nada había cambiado desde el día de los atentados que habían acabado, sin piedad y tras el grito de «Al·lahu-àkbar», con la vida de 90 personas . Rodeo el edificio para seguir sacando fotografías y veo aquella ventana, de la cual una noche había una mujer embarazada colgada. Una imagen que a todos nos quedará grabada para siempre. Y también esa salida de emergencia, por la cual lo más afortunados pudieron escapar de esa carnicería, ya fuera por sus propias piernas o siendo arrastrados por otras personas. El estómago se me revuelve. Recuerdo todas las imágenes que había visto en la televisión aquel viernes 13. Antes de irme, me doy la vuelta y miro hacia atrás. Es curioso, porque aquellos colores tan vivos que recubren la sala de fiestas, para mí, estuvieron más apagados que nunca. Sigue leyendo

Shakespeare & Company

Los viajes son experiencias, son personas, son lugares. La librería Shakespeare & Company es uno de mis rincones favoritos de París. Allí puedes comprar libros, disfrutar del olor a literatura, e incluso dormir, pues a cambio de unas horas de trabajo en la librería los dueños te dejan pasar una noche en ella. Se encuentra en uno de los barrios más bonitos de la capital francesa, Notre Dame. Aquí os dejo un pequeño fragmento sobre ella y que fue publicado en la revista Ling.IMG_20160122_172849.jpg

ESCUCHANDO ELEFANTES: «EL MEJOR CONCIERTO QUE HEMOS DADO HA SIDO EN LA CALLE»

Silvia Rábade y Carlos Tajes, dos voces diferentes que suenan como una sola

Escuchando elefantes 1

El dúo coruñés cuenta con más de 40 nominaciones y premios internacionales (¡Incluso un Mestre Mateo por el videoclip de Garden’s road!). Han viajado por toda Europa tocando con músicos como Bono (U2) y Glen Hansard, tienen dos discos a la espera de un tercero y confiensan sin dudarlo que su mejor escenario ha sido la calle. El buenrollismo único que desprenden contagia a los que están a su alrededor.

También se nota cuando tocan. Entre concierto y concierto nos han hecho un hueco. En vivo aunque en diferido, Escuchando Elefantes para Comunicampus.

CC: ¿Cuál es el lugar donde más os haya gustado tocar?
EE: Es muy difícil escoger solamente uno. Nos encantó Bilbao, el Festival de la Luz, y el último concierto en Pontevedra… Pero seguramente el mejor concierto que hayamos dado en este universo haya sido en la calle. Sigue leyendo

Juan Ochoa: Una voz de película

Ocho apellidos catalanes, The martian, y El puente de los espías. ¿Qué tienen en común estas 3 películas? Además de que las tres se encuentren ahora mismo en todos los cines de España, tienen otro punto en común. Una voz. Una más grave de lo normal. La de Juan Ochoa.

Juan Ochoa es un hombre de mirada penetrante, pero de voz todavía más. El sonido profundo que forman sus cuerdas vocales lo puedes escuchar en los trailers de películas como: Avatar, la película hasta ahora más taquillera de la historia en nuestro país; The Martian y El puente de los espías, que se encuentran ahora mismo en los mejores cines, y Ocho apellidos catalanes, que en una semana ya ha sido la película más vista de lo que va de año. Lo has podido ver en el corto que hace un año emocionada a nuestro país, Para Sonia. Además, Juan Ochoa es la voz en off de Cuarto Milenio y El Intermedio. Actualmente es también locutor de Carrusel deportivo, en la cadena SER.

Al igual que dijo el cantante Frank Sinatra sobre su amigo Bob Dylan: “Me impresiona su tono de voz, es como un chelo”. Algo parecido ocurre con Juan Ochoa, quien al hablar maravilla a quien lo escucha. ¿Quién nunca ha soñado con tener una voz así? Cálida y dura, intensa pero suave, vibrante y melódica, acogedora pero desafiante. Una voz de película. Sigue leyendo