¿Pertenecer o no pertenecer? He ahí la cuestión

“La Unión Europea no es un conjunto de instituciones o de Estados miembros, sino un grupo de 500 millones de ciudadanos”. Esta frase de la vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, resume el fin por el que se creo este organismo, pero ¿Dónde empezó todo?

En 1957, tras el Tratado de Roma, los países pertenecientes a la Comunidad Europea de Carbón de Acero (CECA) fundan la Comunidad Económica Europea (CEE). El objetivo de este organismo era homogeneizar las normativas de los países miembros, reducir las tarifas aduaneras, y sobre todo fomentar la cooperación europea, pues tras la Segunda Guerra Mundial Europa no estaba en condiciones para compararse con las dos superpotencias de la época, EEUU y la URSS, por lo que si quería volver a tener el peso económico de los años anteriores alconflicto, era necesario terminar con los enfrentamientos bélicos. Será en 1986 cuando España se incorpore a la CEE, la cual será madre de lo que a partir del tratado de Maastricht de 1993 se conozca como la Unión Europea.
En la actualidad son diversas opiniones las que existen en cuanto a este ente, pues son muchos los que defienden la idea de que su país no debería formar parte de ella (El conocido euroescepticismo, que está sufriendo un gran avance durante estos últimos años, especialmente en los seis grandes de la UE, que son: Reino Unido,Europa Francia, Alemania, Italia, Polonia y España), y por el contrario, están aquellos que prefieren estar incorporados a esta comunidad política europea. La cuestión es, ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de estar dentro de la UE?
Por un lado, algunas de las ventajas de formar parte de la Unión Europea son: La existencia de un mercado amplio y variado para vender y comprar productos; las políticas de equidad que tienen como objetivo reducir las diferencias entre las regiones europeas (Señalar que Galicia ha salido muy beneficiada de estos fondos estructurales); la libre circulación de personas y mercadorías, lo que permite reducir los costes directos de producción debido a la eliminación de aduanas; una mayor competencia que se ve reflejada en la innovación; aumenta el poder de negociación frente a países extracomunitarios; una mayor oferta de empleo; una mejora de la política de los países ya que pueden ser denunciados al Tribunal de Justicia Europeo; los derechos con los que contamos los ciudadanos europeos (Derecho a voto, queja al defensor del pueblo, protección consular, petición al parlamento, protección al consumidor, al viajero,etc).
Por otro lado, los inconvenientes de pertenecer a la UE son, entre muchos otros: El mantenimiento de unas instituciones políticas cuyos objetivos no están muy claros y diferenciados, y en algunos casos, cuya capacidad legislativa es más bien escasa (Estas instituciones se basan en la división de poderes pero es difícil diferenciar cuales son las que poseen el ejecutivo y el judicial, pues para éstes existen tres instituciones: La comisión europea, el consejo de jefes de Estado y el parlamento europeo); la pérdida de soberanía individual en cuanto a la política exterior y monetaria; mayor competencia en el mercado de trabajo (Fomentado también por el bajo nivel de los españoles, comparándolo con el de los europeos, en cuanto al manejo de idiomas); el desarrollo de los oligopolios ya que la libre circulación del capital genera gigantescas euroempresas con gran poder para subir los precios. Por esto la Comisión Europea aplica una política de competencia antimonopolio: se prohiben los monopolios, pero siguen existiendo oligopolios en muchos sectores: energía, hidrocarburos, transporte, banca, automoción…

Estos son tiempos difíciles para la Unión Europea debido a la crisis que están sufriendo los países miembro. Aunque el balance no puede ser triunfalista pues existen abundantes carencias en la política económica y cierto descontento en cuanto a la política, tanto a nivel nacional como de toda la UE, el juicio que merece la estrecha relación entre España y Europa es necesariamente muy positivo. La UE ha contribuido a mejorar España en prácticamente todas las dimensiones políticas, sociales y, especialmente, económicas, pues como podemos leer en el libro de Miguel Ángel Benedicto “La mayor operación de solidaridad de la historia”, España se “ha convertido en el país del mundo que históricamente más se ha beneficiado por una corriente de solidaridad proveniente de otros países. Este récord español representa una cifra tres veces superior a lo que supuso el Plan Marshall para todos los Estados beneficiarios tras la Segunda Guerra Mundial”.

En mi opinión, fue una decisión correcta la que tomaron Bélgica, Holanda y Luxemburgo creando el Benelux en 1948, primera institución de cooperación de la posguerra, pues fue un punto de salida hasta lo que hoy es la Unión Europea, y de la cual todos los españoles hemos salidos provechosos. Debemos seguir perteneciendo a la UE, es más, deberían unirse otros nuevos países tales como Suiza, Noruega o Islandia, para así poder ayudarnos mutuamente, especialmente en estos tiempos, ya que tal y como diría John Stuart Mill, “No hay mejor prueba del progreso de la civilización que el progreso de la cooperación”.

Anuncios

2 comentarios en “¿Pertenecer o no pertenecer? He ahí la cuestión

  1. El concepto de un ente supranacional que actúe como conciliador de los Estados europeos es muy atractivo y a priori, positivo. Sin embargo, si la realidad es que es un organismo controlado por los Estados más ricos que hacen de Europa un territorio donde poder expandir su control imperialista sobre los más pobres, la Unión actúa como una herramienta más al servicio de las grandes empresas, del capital.
    Por no hablar de los gigantescos sueldos de los eurodiputados (6250,37 € netos + dietas) que hacen de la política una puta pantomima, una broma, en vez de una vocación.
    La idea está bien, pero está contaminada de pseudopolítica y de neoliberalismo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s